AML & Real Estate

Los esquemas societarios: el corazón de la Base de Datos de Titularidad Real

Los esquemas societarios: el corazón de la Base de Datos de Titularidad Real

Mariano García Freano, Jefe de la Unidad de Análisis y Comunicación del Órgano Centralizado de Prevención del Blanqueo de Capitales del Notariado, habla sobre las diferencias entre la Base de Datos de Titularidad Real y el RETIR. Además, pone en valor el fortalecimiento de la cultura de cumplimiento dentro de la organización gracias a nuevas formaciones dirigidas a los notarios.


Este instrumento, junto con el RETIR, es un aliado contra el Blanqueo de Capitales en España

Por Andreína Monasterio Andrade | Transparency International España

04/11/2020

España cuenta con dos instrumentos importantes en la Prevención del Blanqueo de Capitales (PBC): El Registro de Titularidades Reales (RETIR) y la Base de Datos de Titularidad Real, ambas a disposición de autoridades y sujetos obligados que tengan alguna potestad de investigación. Estos avances han hecho que el país de pasos hacia adelante en la lucha contra la corrupción en transacciones internacionales, tal como lo ha reconocido Transparency International en su informe Exporting Corruption 2020.

Mariano García Fresno, jefe de la Unidad de Análisis y Comunicación del OCP (perteneciente al Consejo General del Notariado, CGN), destaca el aporte que la Base de Datos de Titularidad Real significa para una buena práctica de los notarios ante operaciones que podrían ser consideradas de riesgo. Esta base de datos fue creada por acuerdo del CGN de 24 de marzo de 2012, en respuesta a la necesidad de reforzar las medidas de diligencia debida destinadas a comprobar la titularidad real de los clientes.

García Fresno destaca, además, que la Dirección General del Tesoro y Política Extranjera la incluyó en su reglamento de 2014, precisamente, como un recurso válido para realizar esta verificación. Pero, ¿en qué se diferencia de otra herramienta igualmente importante, el RETIR?

“Las bases de datos europeas se fundamentan en manifestaciones realizadas una vez al año, una vez cada seis meses o cada vez que cambia el titular real del representante de una sociedad”, explica García. En el caso de la Base de Datos de Titularidad Real, el dato acreditado se fundamenta en quién ha comprado y quién ha vendido en una fecha y qué porcentajes manejan las partes.

“El corazón de nuestra base de datos es la información verificada y acreditada de las participaciones”, precisa García Fresno. La Base de Datos de Titularidades Reales da información de esquemas societarios; no solo registra a los socios mayoritarios.  Además, se actualiza a partir de los 14 días de las operaciones; es decir, de manera más frecuente que el RETIR (que suele hacerse anualmente).

Esta base de datos se encuentra abierta a sujetos obligados; Policía, Guardia Civil, Seguridad Social y cualquier organismo con potestad para investigar. Sin embargo, para acceder a su contenido se necesita un convenio firmado con el CGN. Algo similar ocurre con el RETIR, que es un registro público que se encuentra restringido a los sujetos obligados autorizados mediante un Convenio de Colaboración con el Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y Bienes Muebles de España (CORPME).

Reforzar la cultura notarial de cumplimiento

Mariano García Fresno participó en el desarrollo de un Programa de formación y sensibilización para la Prevención del Blanqueo de Capitales, que va por su primera edición. Este programa, disponible en Youtube para el personal del CGN, muestra en un formato de “miniserie” casos prácticos de PBC. 

Esta primera edición consta de un vídeo de introducción, tres vídeos de casos prácticos y un vídeo de clausura. García Fresno ha recibido un feedback muy positivo por parte de personal general del CGN, así como de notarios, y la implementación de este programa ha motivado realizar formaciones en otros temas.

“Si bien este programa es relativamente nuevo, hemos notado mucha consulta. La gente lo ve y le surgen dudas. Creo que veremos los beneficios en la aplicación a medio plazo. Especialmente, en lo que concierne a la identificación de Personas Expuestas Políticamente (PEP)”, comenta García Fresno.

Por el momento, el OCP tiene previsto realizar una segunda edición del programa formativo. Para seguir reforzando las medidas de PBC, García Fresno sostiene que la firma de acuerdos entre instituciones, permitir el acceso a la Base de Datos de Titularidad Real a la mayor cantidad de personas posible y mantener su calidad (precisión, actualización y exactitud) son medidas fundamentales para lograr un trabajo consolidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.